English Site
back
5 / 06

#629 Sobre la Justicia y el Amor de Dios

July 30, 2019
P

Estimado Dr. Craig

A veces escucho a la gente decir cosas como "Dios no nos debe nada" y "Dios no tuvo que enviar a Jesús; pudo habernos enviado a todos al infierno y todavía ser justo". Este tipo de sentimiento siempre me ha parecido incorrecto. Aunque me doy cuenta de que no merecemos la gracia de Dios, el sentimiento parece ser alguien que dice "No le debo nada a mis hijos. Me han desobedecido, por lo tanto, no tengo que cuidarlos". Simplemente parece incorrecto sugerir que debido al pecado, Dios ya no tiene que amarnos más.

En este punto, alguien podría decir que eso es justo, pero eso no es misericordioso ni compasivo. Supongo que eso podría ser cierto, pero ¿Dios llamaría a una persona sin compasión una persona "justa"? ¿Estoy equivocado? ¿Tengo una actitud engreída para sentirme de esta manera?

Daniel

United States

Respuesta de Dr. Craig


R

Daniel, me parece que estás confundiendo la justicia de Dios con su amor.

Si estás de acuerdo, como lo enseña el Nuevo Testamento, en que no somos pecadores no merecedores y que la salvación es, por lo tanto, solo por la gracia de Dios (Efesios 2.8-9), entonces tienes que estar de acuerdo en que, si Dios les dio a todos su justo desierto, Dios sería perfectamente justo. La justicia de Dios no le exige a Él que perdone nuestros pecados; por el contrario, requiere que Él castigue esos pecados. Entonces, sí, "Él pudo enviarnos a todos al infierno (es decir, habernos dado nuestro justo desierto) y todavía seguir siendo justo".

Respondes a esta distinción diciendo: "Supongo que eso podría ser cierto, pero ¿Dios llamaría a una persona sin compasión una persona “justa”?” Si estamos hablando de justicia retributiva pura, entonces la respuesta es sí. En la filosofía jurídica, este problema se conoce como el dilema del juez misericordioso. Un juez tiene la tarea de administrar justicia independientemente de sus sentimientos personales hacia el acusado. La ley puede permitirle una flexibilidad en la sentencia, pero si desobedece la ley por sentimientos de misericordia, entonces actúa injustamente. Este dilema tiene implicaciones importantes para la teoría de la expiación y la satisfacción de la justicia divina (ver mi libro "The Atonement", Cambridge University Press, 2018).

Por otro lado, es necesario decir que en la Biblia la justicia o la rectitud de Dios (en hebreo: sedek; griego: dikaiosynē) abarca mucho más que la justicia retributiva. Abarca todo el carácter moral de Dios, de modo que la justicia de Dios también es salvadora y condenatoria. En ese sentido amplio, una persona sin compasión definitivamente no es justa, es decir, recta.

Al darnos cuenta de que no merecemos nada de Dios sino condenación nos ayuda a fomentar un profundo sentimiento de gratitud hacia Dios por su asombrosa gracia y amor que me alcanzó incluso a mí.

- William Lane Craig