English Site
back
5 / 06

#653 Cómo puedes explicar por qué estás estudiando filosofía

December 22, 2019
P

Hola Dr. Craig,

Muchas gracias por su trabajo y ministerio a través de los años. Este otoño comencé a estudiar en un programa de maestría en filosofía. A medida que empiezo a estudiar filosofía académicamente por primera vez, ya he recibido preguntas de amigos y familiares sobre lo que estoy estudiando. Sin embargo, encuentro que cuando comienzo a explicar qué es filosofía y por qué es importante, mis amigos y mi familia parecen estar perdidos sobre lo que estoy hablando y sobre la relevancia que ella tiene para el mundo. Incluso cuando trato de buscar una definición de qué es la filosofía, a menudo encuentro esa tarea inútil, ya que nunca se define en términos simples o parece una definición demasiado general.

Mis preguntas entonces son las siguientes: ¿Cómo usted le explica a un laico o a una persona común qué es la filosofía de una manera que pueda entender? ¿Tiene usted algún consejo útil o recomendaciones que usted utiliza? Además, ¿cómo le explicaría a alguien cómo la filosofía y su estudio son relevantes para nuestras vidas? Estoy estudiando específicamente metafísica este otoño, así que le agradecería mucho cualquier consejo sobre cómo explicar lo que es metafísica a alguien.

Dios bendiga,

Anthony

Canadá

Canada

Respuesta de Dr. Craig


R

Me acuerdo que cuando estaba estudiando Filosofía de la Religión en Trinity Evangelical Divinity School, uno de mis compañeros de clase se detuvo en una gasolinera para llenar el tanque de su carro. Cuando habló con el operario, le dijo que estaba estudiando filosofía en Trinity. A lo que el operario de la gasolinera respondió: "¡Oh, vas a ser un psiquiatra!"

"No, no", dijo mi amigo. “Eso es psicología. Estoy estudiando filosofía, ya sabes, como Platón y Aristóteles.

"Sí, ¡ellos también eran psiquiatras!"

Cada uno de nosotros que ha optado por estudiar filosofía tiene que enfrentar el desafío de explicar y justificar a la familia y amigos nuestra elección de disciplina. En vista de la opacidad de la palabra "filosofía", mi consejo es que simplemente le explique a las personas que estás estudiando las preguntas realmente importantes de la vida, cosas como "¿Existe Dios?", "¿Tenemos un alma?", “¿Cuál es el significado de la vida?”, “¿Hay vida más allá de la tumba?”, “¿Cómo sabemos la verdad?”

Creo que la mayoría de las personas reconocería que estas son preguntas realmente importantes. Podrían dudar del valor de pensar sobre ellas solo porque piensan que no podemos llegar a ninguna respuesta. Pero eso presenta una invitación para que les preguntes: "¿Por qué piensan eso?" e inmediatamente has comenzado una conversación filosófica con ellos. Pregúntales, por ejemplo, de dónde derivan sus valores morales. Comparte con ellos un argumento a favor de la existencia de Dios que encuentres convincente. Puedes dar ejemplos donde los estudios filosóficos hayan enriquecido tu vida.

Como estudiante de licenciatura (de grado), pensé que la filosofía era irrelevante. Tenía la impresión errónea de que la filosofía básicamente se trataba de argumentar de que el negro podría ser blanco y el blanco podría ser negro. Tenía la tendencia de ​​atormentar a los estudiantes de filosofía preguntándoles para qué servía su disciplina y, para vergüenza de ellos, nunca me lo pudieron explicar. No fue hasta que leí el libro Introduction to Christian Apologetics [Introducción a la apologética cristiana] de Edward John Carnell que mis ojos fueron abiertos. Carnell estaba haciendo preguntas como “¿Qué es la verdad?”, “¿cómo probamos la verdad?”, “¿por qué pensar que el cristianismo es verdadero?” ¡Estas eran preguntas en las que yo estaba muy interesado! Comencé a ver cuán importante es la filosofía en la articulación y defensa de una cosmovisión cristiana. Esa tarea, a su vez, es crítica para la recepción del Evangelio en la sociedad occidental contemporánea.

Al ser cristiano, ya estás comprometido con ciertas posturas filosóficas, como la existencia de Dios, la objetividad de los valores y deberes morales, la posibilidad del conocimiento, etc. Por lo tanto, como Stuart Hackett (mi profesor de filosofía en Wheaton College) nos dijo una vez: “La pregunta no es si vas a ser un filósofo. La pregunta es si vas a ser un buen filósofo”. El estudio de la filosofía ha enriquecido enormemente mi comprensión de Dios y mi amor por la doctrina cristiana. No soy filósofo a pesar de ser cristiano; ¡Soy filósofo porque soy cristiano!

Alvin Plantinga ha definido la filosofía como "solo pensar fuertemente sobre algo". ¡Creo que esa es una definición tan buena como cualquier otra que puedas conseguir! ¡Pensemos fuertemente sobre las grandes preguntas para la gloria de Dios!

- William Lane Craig