English Site
back
5 / 06

#535 ¿Debemos comprobar los atributos superlativos de Dios?

November 16, 2017
P

Estimado Dr. Craig,

Mi pregunta es la siguiente: ¿Cómo uno llegar de “muy” a “omni”?

Me parece que los argumentos a favor de la existencia de Dios con los que me he encontrado parecen, en el mejor de los casos, demostrar la existencia de un ser extremadamente poderoso, extremadamente lleno de conocimiento o extremadamente bueno.

Ese Dios parece compararse más con las deidades limitadas de los panteones politeístas que con la potencia ilimitada del monoteísmo tradicional del occidental.

Parece que si se fuese a demostrar que un ser pudo haber creado el universo, resucitado a Cristo de los muertos, separado el Mar Rojo o incluso ser la primera causa, ese ser tendría que ser extremadamente poderoso, pero no se insinúa un poder mayor que el necesario para el hecho y, ciertamente, no está claro por qué deberíamos esperar que ese poder sea ilimitado.

Del igual manera, el argumento del ajuste fino requiere, quizás, de un Dios que sea extremadamente bueno en física y matemáticas, para decirlo amablemente, pero el espacio entre este grado muy alto de conocimiento y el conocimiento infinito permanece siendo, pues bien, infinito.

Por lo tanto, me parece que aumentar el nivel de "muy" a "omni" con cualquiera de estas características lleva consigo la carga de la prueba y eso simplemente hace que la apologética y, también, cualquier evangelismo honrado e intelectualmente responsable se haga infinitamente más difícil. El castillo de naipes se derrumba ante la demostración de una sola limitación.

Yo no creo en el argumento de que el "ser más grande que se pueda concebir existe por definición”, debido a que la grandeza me parece ser un concepto demasiado vago y subjetivo para que incluya la existencia necesaria. También parece ser un intento de pintar a un Dios fuera del lenguaje en lugar de [hacer] observaciones del universo y su extrapolación, lo que es un poco ilógico.

Sin embargo, también cuestionaría si abandonar las características "omni" es una cosa tan mala de hacer. Evidentemente hacer eso esquivaría algunos de los campos de minas más grandes de la teología y al mismo tiempo también sería más consistente con la imagen bíblica de un Dios que frecuentemente elige métodos innecesariamente indirectos e ineficientes, quien se arrepiente de haber creado los seres humanos, quien cambia de opinión, descansa, se sorprende y pospone su plan de salvación por miles de años. Eso pudiera privar al cristianismo de alguna de sus "fuerzas" convincentes, pero si tal fuerza no puede ser justificada honestamente, [entonces] no debería justificarse en absoluto.

Tengo mucha curiosidad de saber lo que usted piensa sobre esto.

Atentamente,

Joe

  • United Kingdom

Respuesta de Dr. Craig


R [

Joe, tomo tu pregunta porque ella ejemplifica lo que parece ser una confusión común. Éxito en la teología natural (es decir los argumentos a favor de la existencia de Dios) no se determina por sí o no los argumentos de uno prueban todos los atributos de Dios (mucho menos Su atributos omni). El argumento necesita plantear la plausibilidad o probabilidad de que Dios existe para considerarse ser exitoso.

Tomando prestada la ilustración de Timothy McGrew, profesor de filosofía en la Universidad Western Michigan: supongamos que le diga a mi hija que puede que venga a visitarme a la casa un amigo del ejército. Algún tiempo más tarde ella me dice, “papi, hay un hombre parado afuera de la casa”. Ahora bien, esa persona pudiera ser cualquier persona en particular, pero el hecho de alguien se acercaba a la entrada incrementa la probabilidad de que mi amigo del ejercito esté llegando. Supongamos que ella diga, “papi, él lleva puesto un uniforme”. Ahora, esa persona pudiera ser un policía o cualquier otra persona que se ponga un uniforme; sin embargo, el hecho de él tenga puesto un uniforme aumenta más la posibilidad de que mi amigo del ejercito esté llegando. Supongamos ahora que mi hija diga, “papi, él tiene un ramo de flores en la mano”. Eso aumenta más la probabilidad de que la persona que se acerca a la puerta, de hecho, es mi amigo del ejército y bien pudiera convencerme que él lo es. Eso es, como tú lo dices, una inferencia “honrada e intelectualmente responsable”.

De igual manera, nunca he afirmado que el argumento cosmológico kalām, por ejemplo, prueba la existencia de un ser omnipotente, sino la existencia de un ser extremadamente poderoso que creó el universo de la nada. Por lo tanto, eso incrementa sustancialmente la probabilidad de que Dios existe. Como señalé referente a la queja similar de Richard Dawkins, “sería una forma extraña de ateísmo—en efecto, uno no digno de su nombre—el que concediera que existe un Creador personal del universo que es incausado, sin comienzo, inmutable, inmaterial, atemporal, aespacial [sin límite de espacio] e inimaginablemente poderoso, quien pudiera, por todo lo que sabemos, también poseer las propiedades adicionales que Dawkins enumera. <http://www.reasonablefaith.org/spanish/El-Nuevo-Ate%C3%ADsmo-y-Cinco>

Espero que sea obvio para ti, Joe, que el hecho que un argumento fracase en probar que Dios es omnipotente no implica que Él no sea omnipotente.

Por supuesto, si el argumento ontológico es sólido (como pienso que es), él te da todos los atributos superlativos, incluyendo la omnipotencia. En respuesta a tu contraargumento, pienso que la existencia metafísicamente necesaria es mayor que la existencia meramente contingente, de modo que un ser máximamente grande debe ser un ser metafísicamente necesario. El argumento ontológico, de la manera que lo formula Plantinga, no es un “intento de pintar a un Dios fuera del lenguaje”, ya que depende de la premisa crucial que dicho ser sea posible.

Pero aparte del argumento ontológico, “¿Cómo uno llegar de ‘muy’ a ‘omni’?” Ese es un requisito de la Escritura y de la teología del ser perfecto, tengo buena razón para considerar que ambas de ellas son verdaderas.

Tu inclinación teológica sale a claro en tu párrafo final: tú prefieres algún tipo de deidad limitada (como se presenta en el teísmo abierto) sobre el Dios omnipotente, omnisciente, omnipresente del teísmo tradicional. Pero no encuentro que ninguno de los argumentos a favor de esas limitaciones sea convincente (véase mi libro The Only Wise God [El único Dios sabio]. Los temas bíblicos que mencionas tienen que ver plausiblemente con el antropomorfismo generalizado del discurso bíblico sobre Dios, al no seas que termine con la deidad humanoide presentada, por ejemplo, en el mormonismo.

Sin embargo, la lección principal es que el éxito de los argumentos de la teología natural no depende de que ellos demuestren o prueben todos los atributos de Dios.

- William Lane Craig